Blog de Manuel Saravia

Asuntos quizá menores pero largos

Aparte de los temas en cuestión, los que centran el debate público o los que suponen actuaciones significativas, hay que resolver otros asuntos de menor tamaño, probablemente más sencillos, pero que llevan atención, tiempo y esfuerzo. Por ejemplo, sin ir más lejos, contestar a las preguntas que se hacen a través del Centro de Atención al Ciudadano que, en muchas ocasiones, piden informe al servicio especializado que corresponda. Resumiré las tres últimas que he visto.

1) Un ciudadano quiere “dar su queja (…) sobre las obras que se van a realizar como consecuencia de la nueva sede de la ONCE en la Casa de la India. ¿No existen parcelas en Valladolid vacías para realizar está sede?”. Argumenta que “los trabajadores/as que vamos a esta zona a trabajar, ¿donde vamos a dejar el coche?”.

2) Otra se refiere a la urbanización del espacio de los cuarteles de Caballería y Artillería. Y se pregunta: “¿Qué pasa? ¿Que esto tampoco son las Delicias? Cuando estaban los Talleres de Renfe eran las Delicias. Ahora que hacen edificios nuevos, ya no son las Delicias. Igual que con la ‘Ciudad de la Comunicación’. Cuando estaban Enertec, la Azucarera abandonada…eran las Delicias, hacen edificios nuevos y dejan de ser las Delicias (…). Mucho pueblo obrero y defender a los obreros… Pero en realidad sois unos cínicos y estáis convirtiendo a las Delicias en un gueto”.

3) En una tercera pregunta se dice: “Quería recordarles, por temor a olvido o despiste, para que sepan que hay un grupo de exalumnos y profesores del Colegio El Salvador que seguimos deseando visitarlo y documentar con fotografías lo que veamos de interés para los muchos exalumnos del colegio y los ciudadanos de Valladolid”.

No son cuestiones menores. Es lógico contestar y atender a quien pregunta y lo hacemos de buen grado. Pero, obviamente, lleva tiempo. Y, puedo asegurarlo, estamos al límite. Responderemos a todos ellos oficialmente, con el informe técnico que proceda. Pero recordemos. Sobre el punto 1): La parcela es propiedad de la Once, y desde el primer momento (hace muchos años) se planteó allí la nueva sede. Por otro lado, se han dispuesto más de 100 plazas en los antiguos Talleres de Renfe y habrá nuevas plazas en la nueva urbanización de la zona. 2) Simplemente, creo que no tiene razón quien escribe. Nada se hace para desacreditar el nombre de las Delicias. Sino todo lo contrario. 3) Por supuesto, podrán acceder al Salvador. Aunque eso significa que un técnico tendrá que acompañarles (obviamente: por seguridad). E insisto: lleva tiempo. Estando como estamos.

Y por cierto: también recibimos agradecimientos por el trabajo que se hace (y tenemos que decirlo: agradecemos en el alma los agradecimientos que nos llegan). Pero veamos otros asuntos. Por ejemplo, la necesidad de enajenación de dos parcelas de Burgos que son propiedad del Ayuntamiento de Valladolid: una en el Pago de Coléricos y otra en el Sitio de Fuente el Rey. Es obvio que hay que venderlas. ¿Qué hace el Ayuntamiento de Valladolid con esos suelos? Nada. Procedamos. Pero… el expediente es largo, lleva tiempo (que no tenemos), y lo que pueda obtenerse de la venta de esos suelos es una cantidad mínima. Pero hay que hacerlo.

Como también hay que atender a los informes en los que se plantea acceso a información en virtud de la Ley de Transparencia. Se pide, por ejemplo: 1) Cuál es el coste total que supone para el Ayuntamiento el proyecto de edificación de la “Ciudad de la justicia”. 2) “Cuál es el valor de mercado de los 6000 m2 cuadrados de edificabilidad de la Electra”. 3) Cuál es “el valor de mercado de las parcelas de Zambrana propiedad del Ayuntamiento y que se trasfieren al propietario del colegio del Salvador y a la Tesorería de la Seguridad Social”. Tampoco es fácil ni automático contestar.

Veamos. Para los puntos 1 y 3: En ningún expediente municipal consta que el denominado Campus de la Justicia (o Ciudad, como también se ha nombrado, en ocasiones) vaya a ser “edificado” por el Ayuntamiento. Probablemente se refiera el demandante a las operaciones urbanísticas realizadas en el antiguo Colegio del Salvador y parcela anexa. Tales operaciones han permitido definir un suelo de “sistemas generales” en el que está previsto que se instale el citado Campus. Al tratarse de “sistemas generales” se compensa a los propietarios con parcelas edificables en el sector de Zambrana (al que están adscritos tales “sistemas”). El Ayuntamiento adquirió en 2021 la parcela del Salvador y por tanto tiene derecho a ser compensado en el sector de Zambrana. Y la Tesorería General de la Seguridad Social recibirá otra parcela en el repetido sector. Todos los cálculos figuran en el Proyecto de Actuación del sector Zambrana, que es público y quien quiera puede consultarlo en detalle. El coste del proyecto de edificación del Campus de la Justicia lo debe realizar el Ministerio de Justicia una vez cedido el suelo y el Colegio de El Salvador. Pero en primer lugar se debe realizar el proyecto y en él se contendrá un presupuesto.

Y sobre el edificio de La Electra: Es de titularidad privada y, por tanto, el valor de mercado será el que establezca la propiedad. En cualquier caso, lo que piden los demandantes no son documentos que obren en ningún expediente municipal. Unos expedientes accesibles a quienes los quieran consultar. Pero los técnicos municipales no pueden realizar estudios o informes a demanda: creo que cualquiera puede comprenderlo.

(Imagen: “La Electra, edificio en venta”. Procedente de eldiadevalladolid.com)


1 comentario

  1. Salvador - 21 de julio de 2022 17:55

    Texto bien “cumplido”

    Responder

Dejar un comentario