Blog de Manuel Saravia

Nombres

La mujer de rojo

No sé por qué el hombre que despachaba sacó el tema: “Esto de la recuperación, ¿lo veis por algún lado? Porque yo no lo veo”. Inmediatamente una mujer que esperaba en la cola (mayor, con una llamativa chaqueta roja), saltó como un resorte: “Lo que tenemos que hacer es salir[…]

Leer más »

Emilio

Esta es la noticia. Un abogado de Madrid justifica la agresión a un indigente, hasta el coma, de un grupo de neonazis: “Los mendigos no son humanos, son un cáncer”. Emilio, entre tanto, sigue con su bote en ristre, controlando la esquina que ha hecho suya y pidiendo un euro[…]

Leer más »

María José

Para el alumno, la clase tiene dos polos esenciales: la maestra y la ventana. De la primera se habla habitualmente, pues en ella (o en él) converge de alguna forma la vida del aula. Pero a la ventana no suele dársele la importancia que tiene, a pesar de desempeñar un[…]

Leer más »

Pruden

Suena el despertador. Pronto vendrá la auxiliar de “ayuda a domicilio”. Pruden habla por teléfono. “Sí, hija. Te vuelves torpe, muy torpe. Ya no puedes hacer casi nada sin ayuda. Pero viene la muchacha. No me puedo meter en la bañera y ella me ducha. Me arregla los pies, todo[…]

Leer más »

Columnas con nombres

A partir de hoy iré publicando aquí, en este blog, los artículos redactados para El Día de Valladolid (en la sección “La voz del portavoz”). Han ido saliendo a la luz en la columna derecha de la última página de ese periódico cada tres jueves, desde el 29 de marzo[…]

Leer más »