Blog de Manuel Saravia

Cuotas, cuotas

Hace unos días tuve ocasión de hablar de las cuotas. Me dijeron, en tono de reproche, lo de siempre: que no hay que estar por cuotas, sino por valía. Y todas esas cosas. Qué argumentos tan cansinos. Pero al poco tiempo vino en nuestra ayuda la deslumbrante noticia de Noruega: pusieron cuotas, con el ¡argumento económico!, y el éxito ha sido total. Sin discusión. Ahora el debate se extiende, los partidos de derechas se hacen un lío, no saben qué decir, y finalmente las cuotas van a ser éxito suyo. Como siempre. Pero (como siempre) esos partidos de derechas llegan tarde.

No voy a extenderme, porque no hace falta. Los datos están publicados en todas partes. Y los que, una y otra vez, continúan con la cansina historia de que “lo importante es la valía, no la cuota”, se han quedado sin argumentos. Lo siento. Os habéis quedado, una vez más, desnudos. Porque vivís, aunque no lo sabéis, en una inmensa playa nudista.

(En la foto, Katrin Jakobsdottir, Ministra de Educación y Ciencia de Islandia Imagen de www.spiegel.de).


1 comentario

  1. Kike - 11 mayo, 2011 9:18 am

    Pues será cansino, pero pese a ello muchos seguimos en contra de las cuotas, hagan lo que hagan los Noruegos.

    Siento que te canses de oírlo, pero a cada uno que se valore por sus cualidades no por su género.
    Y es que no hay mucho que añadir, sin cuotas en España hemos visto a mujeres llegar a Ministro de Asuntos Exteriores o presidente de Congreso y Senado (tres tradicionalmente masculinos). También recuerdo una mujer que fue Primer Ministro de Reino Unido, ¿con que autoridad habría gobernado Tatcher si sus rivales políticos hubiesen desaparecido por cuotas?.

    En España venimos de un pasado en el que a las mujeres apenas se les permitía estudiar, el cambio está siendo natural, forzarlo no es razonable.
    Si somos iguales, recibamos el mismo trato. Si no somos iguales, pues se dice en alto y ponemos cuotas. Yo creo que somos iguales, esencialmente iguales.

    Y por cierto, está bien fijarse en lo que se hace en el exterior, pero ya vale de buscar referencias en Escandinavia, países con la cuarta parte de densidad de población población y recursos naturales mucho mayores.
    Insisto, está bien saber lo que se hace fuera, pero no hacer trampas, casi nada de lo que se hace en un país con pozos de petróleo y 22 hab/km² es aplicable a un país cuyo principal recurso son las playas y tiene 92 hab/km²

    Responder

Dejar un comentario