Blog de Manuel Saravia

Gran Gestor pierde Seminci

Podemos decirlo a lo indio: Gran Gestor pierde Seminci. Porque hoy hemos conocido, en la reunión del Consejo Rector de la Seminci, que se ha marchado (de forma escasamente honrosa, ciertamente), el patrocinador privado más importante del evento, Caja España-Caja Duero (también conocido como “Llámanos futuro”: madre de dios). Otro gran éxito del Gran Gestor, León de la Riva, que ve cómo cada día se adelgaza (¿no es éste el verbo que tanto le gusta al PP?) el principal acontecimiento cultural de la ciudad. En el fondo está la desastrosa deriva de las cajas de ahorro. Pero en lo concreto, en la superficie, lo que tenemos es el fracaso de un gestor que sólo sabe nadar en la abundancia. Y ahora, así son las cosas, alcalde, no vivimos precisamente tiempos de prosperidad.

(Foto procedente de El Norte de Castilla digital de hoy, 9 de mayo de 2011, en el acto de presentación del nuevo cartel de la 56 edición de la Seminici).


2 comentarios

  1. Adrian - 9 mayo, 2011 1:47 pm

    En fin con este tío te puedes esperar cualquier cosa, y digo yo, ¿que hace un médico de alcalde? ¿un tio de «ciencias puras» en «letras mixtas»? hasta que la gente a la que se le de el poder no sea honrada, lo único que conseguiremos es corromper a dicha persona, siendo nuestra culpa de todo lo que pasa, no personificandolo en un ser único… «La culpa la tiene zapatero» es la frase mas oída en la gasoinera en la que trabajo, y yo me pregunto… y para que le votásteis, ¿para «castigar» al que lo hizo mal, a ver si este lo hace mejor?… no creo que fomentando el bipartidismo se arreglen las cosas, las tenemos que arreglar todos y cada uno de nosotros, aceptar lo que somo y dejar de lado lo que queremos ser, Un saludo y A darle caña Manolo & Co.

    Responder
  2. Ivan - 9 mayo, 2011 6:36 pm

    Claro que la sociedad no vive en la abundancia, sólo que el alcalde y su equipo sí, por eso no sienten ni esa presión ni esa urgencia. Y por eso no están capacitados para gobernar, pues no pueden tener esa empatía con la mayoría…

    Responder

Dejar un comentario