Blog de Manuel Saravia

Signos preocupantes de rechazo del otro

A propósito de un artículo de Colombani

Hoy mismo el antiguo director de Le Monde, Jean-Marie Colombani, publica en El País un artículo (“Sobre la crisis y el rechazo del otro”) que trata precisamente de la emergencia de un nuevo populismo, fundado en la situación actual: “En una crisis aumenta el peligro de las mareas populistas. El primer elemento que sostiene ese peligro es, por supuesto, la propia crisis; y con ella, la amenaza -o, para ser más exactos, la percepción de la amenaza- del declive”. Para este periodista “la situación estadounidense y la europea”, además de “la impopularidad de sus dirigentes” tienen otra característica común: “el ascenso del populismo y la demagogia”. El combustible más frecuente para encender el populismo está siendo, como tantas veces, el tema de las nacionalidades.

Un hecho especialmente peligroso, del que expone cinco ejemplos. 1ª) La deriva “inédita y brutal que muestra la radicalización de una buena parte de la opinión pública norteamericana y la derecha de ese país”, y que se muestra en la guerra declarada a la 14ª enmienda de la Constitución, que establece la forma de obtener la nacionalidad estadounidense. 2ª) Sarkozy y sus expulsiones. 3ª) La Liga Norte italiana y su actitud ante los inmigrantes. 4ª) El caso de los estonios de origen ruso: “Rumania y Hungría otorgan la ciudadanía europea a poblaciones rumanas y húngaras que viven en países que no son miembros de la Unión Europea; los estonios de origen ruso reciben un extraño pasaporte en el que figura escrito que son extranjeros, pese a que han nacido en Estonia”. 5ª) La “histeria antifrancófona que se ha apoderado de la extrema derecha flamenca en Bélgica”.

(Imagen: cartel de la Liga Norte italiana)


2 comentarios

  1. amador - 20 agosto, 2010 11:06 pm

    Hace demasiado tiempo que los síntomas de la demagogia populista europea ocupan demasiado espacio en nuestro continente. Añadiría a Le Pen, V. Zhirinovski, Lech Aleksander Kaczyński,…………. El auténtico drama está saber que es capaz de ofrecer la izquierda para cortar el ascenso del neo fascismo. Es tiempo de alternativas, pero cada vez es más dificil encontar referentes.

    Responder
  2. David Gonzalez - 27 agosto, 2010 9:52 pm

    Aqui en España tambien tenemos ejemplos como el famoso «Gen Vasco» que parecia ser que diferenciaba a los vascos del resto de los españoles segun el PNV.

    Responder

Dejar un comentario