Blog de Manuel Saravia

Así que Metrovacesa

Metrovacesa ha subido, y todos sabemos cómo ha sido. Las acciones de la compañía aumentaron su valor (se dispararon, dicen las agencias) más del 30% ante la posibilidad de que el proyecto Eurovegas se ubique en terrenos de su propiedad en la “Ciudad Norte de Alcorcón”. Se acabó la miseria. A las 11:00 horas de la mañana de ayer, 7 de septiembre, los títulos de Metrovacesa se cambiaban a 0,84 euros, un 27% más que los 0,66 euros con que cerraron en la sesión anterior. Y luego subieron más. Quién fuera Metrovacesa. Se acabó la crisis.

La compañía de la M subrayada (que parece una corona) encabeza así ese amago de vuelta a las andadas que nos están regalando los informativos en las últimas semanas. A Madrid ha llegado un barco cargado de… ¡casinos! Y Cataluña, para no ser menos y por despecho, anuncia que construirá seis nuevos parques temáticos junto a Port Aventura. Y ya en medio de la locura y algarabía general, olvidando de un plumazo dónde se ha localizado uno de los orígenes más evidentes de nuestros actuales males, en Valladolid también se programa ahora el disparate del “Complejo de Ocio de Montealegre” (¿por qué lo llamarán “complejo”?). Ya sólo falta Valdechivillas y la fiesta será completa.

Metrovacesa ha sido considerada como la primera inmobiliaria de España. Es el resultado de la integración, en 1978, dela Compañía UrbanizadoraMetropolitana yla Inmobiliaria VascoCentral, que se fusionaron, según su web, “por la necesidad de seguir creciendo”. Actualmente está controlada por los bancos de Santander, Banesto, BBVA, Caja Madrid, Sabadell y Popular. Su “modelo de negocio” está “centrado en la búsqueda de la rentabilidad y la eficiencia para seguir generando el mayor valor añadido”. Rentabilidad, eficiencia, valor añadido: esos son sus objetivos. No hay otros. Rentabilidad, eficiencia, valor añadido. “La misión de Metrovacesa es generar valor para los accionistas (…) y fomentar una cultura de respeto por el medioambiente y la integración de los colectivos más desfavorecidos de la sociedad” (cinismo sin fronteras).

Sus “áreas de actividad” (también llamadas “líneas de negocio”) han sido: viviendas, oficinas, aparcamientos, centros comerciales y hoteles. Las viviendas que edifica esta compañía son “de calidad”. La filial de aparcamientos de Metrovacesa, Metropark, ha llegado a ser una de las compañías líderes del mercado, llegando a contar con 13 aparcamientos en España. También se constituyó como “uno de los grupos líderes del sector de centros comerciales”, con más de 315.000 m2 de superficie bruta alquilable. Y ha sido propietaria de la cadena hotelera Husa. Y Metrovacesa también es, obviamente, propietaria de suelo, con una enorme cartera distribuida por toda España. En los últimos tres años se ha dedicado a desinvertir en todas esas áreas.

Así que ya tenemos a esta empresa de bandera pasando de las horas bajas de la crisis que ella misma ha contribuido a desarrollarse (y de qué forma), a soñar con la actividad frenética de servir a los intereses del magnate (¡magnate!: persona que amasa fortunas) Sheldon G. Adelson. Y como operadora necesaria, imprescindible, la Comunidad de Madrid. ¿Es que ni estando como estamos somos capaces de aprender nada?

Imagen: “Posible parcela donde se construirá Eurovegas”, según foto de Reuters (aunque también podría ser de Esguevillas de Esgueva).

 


2 comentarios

  1. aruba lodging - 5 marzo, 2013 6:00 pm

    Right here is the right blog for anyone who wants to understand this
    topic. You understand a whole lot its almost hard to argue with you (not that I actually will need to…HaHa).
    You certainly put a new spin on a topic that has been discussed for ages.
    Wonderful stuff, just wonderful!

    Responder
  2. Adela Jado Gutiérrez - 26 agosto, 2014 10:43 pm

    Hola Manolo,
    no sé si te acordarás de mi, soy Adela , aquella apasionada del Urbanismo que estuvo de becaria contigo allá por 2003 en la Escuela de Arquitectura.
    Te recuerdo con mucho cariño,mucho a ti a Charo, fueron años maravillosos a vuestro lado donde aprendí un montón.
    Siento no haber terminado cómo tú esperabas de mi, pero todo tiene su explicación,Manolo.
    Este agosto hace 10 años que vivo en Alicante con mi pareja, ¿Te acuerdas de esos viajes a Alicante? pues ese es el resultado.Me establecido aquí desde hace 10 años, la verdad es que siempre he tenido esa espinita de no haber cumplido y haber quedado bien con vosotros, con tanto aprecio que os tenía y os tengo y lo bien que me trataséis siempre.
    Me gustaría poder comunicarme contigo más privadamente para explicarte tantas cosas, Manolo.
    Quiero que sepas que siempre has sido, tú y Charo, sobretodo tú mi referente en Urbanismo, de lo cual he podido ejercer muy poco por estas tierras. Ya sobra decirte que el panorama para los Arquitectos es desolador ahora y para los urbanistas ni te cuento.
    Pero espero que sepas y que se de ti por mi madre, ya que me alegro mucho que te hayas pasado a la “acción”. Si residiera en Valladolid (donde viajo de vez en cuando a ver a la familia) me tendrías en tus filas seguro.
    Manolo, siento mucho haberte fallado al final, pero sigo siendo yo, la de antes y te recuerdo con mucho cariño, quería que lo supieses.
    Me gustaría poder tener algún tipo de contacto aunque sea vía internet contigo porque te tengo mucho aprecio, siempre te lo tuve, me trataste tan bien y aprendí tanto contigo y en el Departamento de Urbanismo, eso no tiene precio…..
    Espero que te acuerdes, aunque sea vagamente de mi, de la que te ayudó con el libro de los PLanes Parciales, al loca de las palomas, ¿te acuerdas?.
    Manolo te deseo lo mejor y ojalá pueda tener alguna respuesta tuya. Lo he pensado muchas veces en ponerme en contacto y escribirte un email con toda la verdad y las explicaciones que te debo, porque fueron años muy buenos a vuestro lado.
    Que sepas que una de tus alumnas aún te recuerda a ati y a Charo con mucho cariño y ojalá me puedas perdonar lo mal que terminé, es una espinita ya te digo, que llevo dentro.Me gustaría poder esplicarte muchas cosas en privado.
    Un afectusoso saludo, Manolo.

    Adela Jado Gutiérrez

    Responder

Dejar un comentario