Blog de Manuel Saravia

Carta del domingo

Buenas tardes, amigas y amigos.

Concluye con esta carta el conjunto de textos que propuse hace unos días para explicar algunos puntos de vista que tienen que ver con mi candidatura a Toma la palabra (VTLP). Propongo hoy esbozar algo de la posible agenda de los primeros días. Es sabido que no es lo mismo plantear objetivos o establecer metas que concretar la agenda. Aquí, en las entrevistas concertadas, reuniones, elaboración de documentos, visitas previstas o decisiones a tomar es donde se determina el curso real de la acción política. Las elecciones municipales están convocadas para el 24 de mayo de 2015. Y la toma de posesión de la nueva corporación será, presumiblemente, el 13 de junio. Veamos algunos de los elementos que en mi criterio podrían formar parte de la agenda en las primeras semanas, tras tener acceso a la alcaldía.

1. Primeras reuniones políticas. El mismo lunes 25 deberían iniciarse las reuniones con los demás grupos políticos que hubieran obtenido representación para estudiar posibles acuerdos. Pero también, ese mismo día, las de VTLP para analizar los resultados. Y en los dos o tres días siguientes, nuevas reuniones de VTLP para decidir, en su caso, posibles acuerdos para el gobierno municipal. Más adelante (podría ser en torno al 28, jueves; aún en mayo), nueva reunión de VTLP para decidir la estructura política municipal, especialmente la distribución de las concejalías de gobierno. Y debería acordarse cuanto antes el ritmo de reuniones de la plataforma de ahí en adelante, para marcar la pauta de la política municipal.

2. Asuntos de trámite. Son inevitables, y habrá que tenerlos en cuenta a la hora de calibrar el tiempo disponible para lo demás. Por citar uno solo: el pleno municipal en el que únicamente se aprueba el acta del último pleno celebrado en mayo.

3. Programa de visitas. Sería bueno que el futuro alcalde (o alcaldesa) iniciase cuanto antes un programa amplio y sistemático de visitas a un gran número de instituciones y asociaciones, así como a grandes centros de trabajo y también a otros de pequeño tamaño (a título representativo) para tomar contacto directo, de uno en uno y en sus propias sedes, con la mayor parte de los componentes del tejido institucional, pero también del civil, del económico y social de Valladolid. Llevaría varios meses, pero sería un programa de visitas bueno y significativo.

4. Reuniones críticas dirigidas a cambiar el rumbo de la ciudad. Deberían iniciarse en estas mismas semanas. Como quiera que estas primeras serían reuniones de trabajo podría comenzarse con ellas antes de la toma de posesión. Se programarían al menos las nueve siguientes (para hacernos una idea del ritmo: más o menos una a la semana): 1ª) Con los trabajadores municipales, como presentación y para solicitar su ayuda. Va a haber que trabajar mucho. 2ª) Reunión urgente con las administraciones, organizaciones y asociaciones, así como con entidades financieras que trabajan en el campo de la vivienda para proponer una serie de compromisos de acción en vivienda y desahucios. 3ª) Reunión con organizaciones y administraciones para impulsar con urgencia una política municipal de protección social. 4ª) Sobre promoción de empleo, con asociaciones de desempleados, sindicatos, y organizaciones relacionadas con las materias objeto del Plan de empleo. 5ª) Reunión para preparar los acuerdos relativos a garantizar luz, calor y agua a todos los hogares. 6ª) Reunión abierta para informar del estado del soterramiento y posibilidades de llevarlo a cabo en los términos en que está diseñado. Es un compromiso público que no puede seguir en el estado de incertidumbre actual. Implica disponer de la información de la Sociedad Valladolid Alta Velocidad. 7ª) Reunión abierta para reconsiderar la situación y rumbo del nuevo Plan General de Ordenación Urbana, previendo el aprovechamiento de los trabajos realizados hasta ahora, pero reorganizando la ordenación e impulsando la participación pública. 8ª) Reunión de carácter político con los municipios de la Comunidad Urbana para analizar las posibilidades y fórmulas de revitalización. 9ª) Reunión para preparar la remunicipalización del agua y el saneamiento.

5. Reuniones informativas, para conocer el estado de determinados aspectos municipales sobre los que hasta ahora no se tiene información clara (por ejemplo, el funcionamiento del Área de Cultura; o de las relaciones con determinados clubs deportivos de élite, entre otros); o que conviene actualizar (como el estado de los procedimientos judiciales en que se encuentra implicado el Ayuntamiento o la revisión, con los técnicos municipales de Hacienda e Intervención, del estado de ejecución del Presupuesto municipal y análisis del superávit, si lo hubiera).

6. Asistencia a eventos y actos ya programados, habituales en esas fechas. La mayoría sin cambio alguno en el programa, aunque en algún caso sí se intentará corregir algunos aspectos. Se podría estar presente, por ejemplo, en la 5ª edición del comercio de la campaña Distrito I Shopping Night del centro; así como en la campaña de comercio de Parquesol, Delicias y Santa Clara. Presentar el Programa de Fiestas de la Primavera para personas mayores. Asistir a los Internacionales Ciudad de Valladolid de Cross Country Olímpico. A la entrega de los premios del Concurso de Dibujo Escolar On-Line, “¿Consumes o te consumen?” A los itinerarios didácticos en el Campo Grande de la celebración del Día Mundial del Medio Ambiente (5 de junio). Estar presente en las posibles visitas al Ayuntamiento de clubs que haya concluido el primero en las correspondientes competiciones deportivas. Saludar al chef invitado al Concurso Provincial de Pinchos. O asistir a la celebración del Día Internacional de los Archivos con Jornada de Puertas Abiertas en el Municipal de San Agustín (9 de junio).

Pero podían cambiarse, al menos en algún aspecto, los siguientes actos: La presentación de la Programación cultural del verano, donde la oferta de música y cine se lleve especialmente a los barrios y se prevea cine al aire libre desde el primer año. La celebración del Día de la Mascota, que también se movería entre los distintos parques de la ciudad. El Día de la Música, que tendría carácter municipal. Se retrasaría unos días la firma de la resolución relativa a la concesión de subvenciones a asociaciones y federaciones de vecinos en la convocatoria de este año, para poder estudiar previamente el informe de aplicación de los criterios (hasta ahora no se cuenta con él hasta el último momento). Y también habría que estudiar la campaña de aglomerado asfáltico antes de su puesta en marcha este verano.

7. Algunos gestos políticos. El mismo día 25 de mayo se llevaría la propuesta al alcalde en funciones de apertura pública sin restricciones de la puerta principal de la Casa Consistorial. En el caso de que no lo aceptase se efectuaría esa apertura el mismo día de la toma de posesión. En los primeros días o semanas también habría que prever la visita a un colegio público (podría ser el Colegio Jorge Guillén, en Arturo Eyríes); la plantación de algunas acacias en los patios de colegios públicos (si consiguiese convencer a VTLP para que figurase en el programa); e impulsar el Plan de Lectura mediante algún acto significativo. Y replantear el acto de toma de posesión de la nueva corporación (sábado 13 de junio), para que exprese mejor el nuevo tiempo que desde se momento se inauguraría.

Y con esta visión de la agenda (de parte de la agenda) de las primeras semanas después de las elecciones de mayo concluyo, como decía al principio, estas siete cartas de explicación de mi candidatura. Muchas gracias por la atención. Y por la paciencia.

Un abrazo,
Manuel


1 comentario

  1. telmar - 6 julio, 2015 1:59 pm

    Me ha encantado vuestro articulo y me ha sabido a poco pero ya sabeis lo que dice el dicho «si lo bueno es breve es dos veces bueno». Me gustara volver a leeros de nuevo.
    Saludos

    Responder

Dejar un comentario